Newsletter
Suscribir >>
Nosotros
te llamamos >>

Experiencias



Por: Raquel Masanes

Región: Canal du midi

Base: Castelnaudary

Barco: Magnifique

Viaje realizado el 29/03/2018

Duración 4 días

La verdad es que tuvimos una experiencia muy buena y disfrutamos todos mucho!!. Te resumo un poco: En la base de Castelnaudary nos recibieron con mucha amabilidad, el barco era según lo esperado y para ser 8 pasajeros, estuvimos muy cómodos en los camarotes y los espacios comunes. El salón era amplio y pasamos ratos muy agradables allí. La cocina tenía dos neveras pequeñas, y todos los utensilios necesarios para poder cocinar con comodidad para tanta gente. La conducción desde arriba es infinitamente mejor que desde el interior, así que si el tiempo acompaña (en nuestro caso sólo nos llovió una tarde de 5 días !!) la mayoría del tiempo lo pasamos haciendo compañía al conductor mientras tomábamos aperitivos en la terraza superior. El paisaje lo disfrutamos mucho, aunque en esta época del año, los árboles no han verdecido aún y comparado con cuando estuvimos en Septiembre, le faltaba algo de colorido. Nuestro destino era Carcassone, y no sabíamos que desde Castelnaudary a Carcassone había tanta concentración de esclusas. Tuvimos que pasar 17 por trayecto, por lo que nos hemos vuelto unos expertos en la materia. En Carcassone amarramos en la base para repostar agua y tener electricidad directa (21 euros la noche). De este modo funcionaba el microondas y la calefacción no estaba limitada a 1 hora como cuando estás en travesía. Desde la base se puede acceder muy fácilmente andando al Centro de la ciudad, y a la Cité, que no deja de sorprendernos tanto de día como de noche. Además, el sábado era día de mercadillo, por lo que pudimos comprar quesos, frutas y verduras de una calidad exquisita. A la vuelta visitamos Bram y no quisimos hacer más excursiones por miedo a no llegar a tiempo a Castelnaudary. Si tuviera que destacar algo negativo del crucero, sería que en algunas de las esclusas, el tiempo de espera era superior a los 40 minutos porque había una sola persona para atender 3 esclusas diferentes. Nos pasó tanto en el trayecto de ida como en el de vuelta, y si vas con el tiempo justo para visitar sitios, te puede condicionar bastante el viaje. En cuanto al barco, al hacer frío por las noches, si no estábamos en puerto teníamos que dosificar la calefacción, por lo que pasamos frío. Además, había condensación en las paredes y por la noche te caían gotas encima de la cama. Suerte que el nórdico era bueno, y bien acurrucados pudimos entrar en calor. La última noche, conectados en el puerto de Castelnaudary no nos funcionó la calefacción, y allí sí que pasamos frío !!. Al día siguiente, lo comentamos en la base, y nos dijeron que hubiéramos tenido que llamar al servicio técnico para que lo arreglaran. Para otra vez, lo tendremos en cuenta. Te adjunto algunas fotos del viaje.. y espero que mi experiencia pueda ayudar a otros viajeros. Un saludo,

Raquel Masanes