El placer de la navegación fluvial


Disfrute de su crucero y descubra placeres sencillos.


Espíritu festivo
Desde la primavera al otoño, los canales navegables se hallan inundados por la coloreada atmósfera de ferias y festivales locales. La alegre música le guiará hasta bonitas plazas de pueblos repletas de carrozas de carnavales. Escuche un concierto de música "folk", o un festival de "jazz" al aire libre, y no se pierda una procesión de vinicultores.


Comida local
Compre y disfrute, al amarrar su barco, de los típicos y frescos productos locales. Aproveche de la atmósfera deliciosa de los mercados con las esencias y aromas. Compre vino directamente en la bodega del productor, jamón y patés tradicionales en las charcuterías locales y frutas y verduras frescas en los huertos.


Pesca
Podrá practicar la pesca en los canales y ríos si previamente se ha procurado un permiso, que encontrará en las tiendas de artículos de pesca o de algunos estancos (precio: 30€ más o menos para un permiso "vacaciones", validez 15 días).


Bicicletas
Indispensables para descubrir el entorno del lugar de amarre, visitar poblaciones, ver curiosidades de la zona, o simplemente para ir a comprar pan. Las bicicletas le permitirán encontrarse con otras personas que le harán su estancia inolvidable.


La terraza
Algunos barcos tienen una terraza que es muy agradable para disfrutar del ambiente, del buen tiempo durante su crucero, para saborear las especialidades locales, en un puerto.


Puertos náuticos
Si prefiere la tranquilidad del campo, piense en respetar la naturaleza : no deje rastros allá por donde pase. Si por el contrario, elige la animación de las ciudades o pueblos por los que pase, los ayuntamientos ponen a su disposición puertos y apeaderos náuticos. A cambio, algunas veces, de una módica cantidad, estos lugares le proporcionarán un acceso confortable y muy práctico para visitar mejor cualquier ciudad.


Esclusas
A lo largo de su recorrido, encontrará una cantidad más o menos importante de esclusas y de puentes basculantes. Su paso es gratuito. Puede llevar desde 10 hasta 20 minutos cruzar una esclusa.
Algunas son automáticas, otras son manuales y el esclusero puede requerir su colaboración, (les recordamos que los escluseros son agentes del estado y tienen que seguir sus instrucciones).
En francia las esclusas permanecen cerradas 3 dias al año por ser festivos nacionales : los 1 de mayo, 14 de julio y 1 de noviembre.
En Charente, es el navegante quien debe manobriar solo, lo que le permite pasar cuando le apetezca, sin problemas de horario.
Ver video muy interesante sobre el paso de las esclusas (idioma frances)


Velocidad de crucero
La velocidad normal gira en torno de 8 nudos. Planee navegar no más de 4 o 5 horas diarias y con ello cubrirá de unos 30 a 40 km. ¡Recuerde contar con el tiempo necesario para cruzar cada esclusa que necesite!


Asistencia técnica
En el poco probable supuesto, de que encuentre alguna dificultad durante su crucero, nuestro personal local se halla a sólo una llamada de teléfono a su disposición siete días a la semana.


Para cualquiera duda o si necesita mas informaciones sobre los cruceros fluviales, puede contactarnos y les contestaremos en brieve.